Posted by : FeddePerez miércoles, 15 de julio de 2015

Escribo estas palabras no como un maestro, que no lo soy y además disto mucho de serlo.
Simplemente las escribo como un practicante que solo lleva 15 años dentro de nuestro arte y ve, como tantos otros lo harán, cosas que no deberían estar; o que al menos no estaban cuando nuestro arte fue concebido por los Grandes Maestros.
Un arte puro, limpio y con un aura de paz que no se rompe ni distorsiona frente a las personas que hacen uso de él.
Nosotros, los imperfectos humanos buscamos la utópica perfección de nuestro arte, pero es imposible lograr tal grado de madurez personal y técnica, además de mental como para alcanzar tal punto.
Hace algo más de 4 años cambié mi manera de entrenar.
Pasé de competir varias veces por año a no hacerlo más. Pude entender que ese no es el fin primero del Karate, y que éste está lejos de eso.
Y empecé a pensar que aquellos que se dedicaban a eso no merecían saberse "karatekas" como aquellos que entrenabamos con otros principios y fines, y estaba convencido de que no era ese el camino correcto, así como otros caminos que otros Dojos toman.
Hoy puedo ver en qué me equivoqué al pensar eso tan deliberadamente.
El Karate debe tener un camino. Así mismo lo dice su nombre, "Karate Do" (el camino de la mano vacía).
Y ellos, todos los que entrenan lo tienen.
Son diferentes caminos, quizás no con el mismo fin, pero caminos al fin, y no puedo caer en la arrogancia de decir que el mio es mejor, o el de ellos no es Karate de verdad, porque lo único que haría sería contaminar mi mente con pensamientos ajenos a Karate.
Y en parte es por eso que hoy escribo. Por lo ajeno que se está metiendo tan dentro.
Federaciones y asociaciones que cobran dinerales para tener bajo el manto de un nombre internacional, ¿para qué?. ¿Eso me hará mejor en mi Karate?
Maestros, lejos de los de antaño en su nivel mental, que te quieren forzar a cambiar una técnica por el mero hecho de decir "Esto es así, y me debes 50 dólares", cuando la misma técnica, antes de ser cambiada, tenía la misma aplicación y funcionaba de la misma manera. Así mismo hay gente que cae en la idiotez de decir que el Gran Maestro Funakoshi hacía mal su propio Karate porque hacía demasiado parado o la técnica era sucia. ¿En serio?
"El maestro tal se va porque hizo esto", "tal alumno se cambió de Dojo", "Al parecer tal federación te da esto y la otra aquella no"... Qué diría el Maestro si estuviera vivo...
Hoy se está ensuciando el entorno del Karate más de lo que se pudo haber hecho en otras épocas, y de una manera absolutamente innecesaria.
Por suerte él, nuestro Karate eterno, no se ensuciará jamás, ni por personas ajenas ni las de adentro; no se ensuciará por aquellos que intentan vender Karateguis homologados y protecciones aprobadas para hacer lo que nos gusta; no será ensuciado por aquellos que hacen, o quieren hacer, de él una novela donde todos se pelean y se van, o vuelven, y tienen más títulos federativos y de administrativos dentro de las asociaciones que nivel en su propio Karate.
Hagamos que nuestro Arte siga siendo, o en algunos casos vuelva a ser, lo que fue y debe ser. No más. No menos.
Oss!

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Páginas vistas en total

Video destacado

Popular Post

Shishi-Kan Dojo 2012. Con la tecnología de Blogger.
Se ha producido un error en este gadget.

- Copyright © Shishi-kan Dojo -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -